Coaching 3.0: El Coaching como clave en la comunicación organizacional

Home > Prensa > Coaching 3.0: El Coaching como clave en la comunicación organizacional

En diferentes intervenciones que he podido tener en empresas de Latinoamérica, he podido evidenciar una constante queja relacionada con la comunicación.

Algunas de ellas son: los líderes no comunican claramente los objetivos, dicen una cosa y hacen otra, parece que fuera de otro planeta, no le entiendo nada de lo que dice, no me escuchan; entre muchas otras.

Todo tiene una relación directa con la cultura organizacional, usos y costumbres del país, y sobre todo con la percepción que cada persona tiene cuando se le habla.

Es decir, cada individuo tiene una manera de interpretar lo que se le dice y dependerá del “cómo se lo dicen”, “cuándo se lo dicen” y “para qué se lo dicen”. Somos seres complejos y extraordinarios, por lo que debemos sacar lo mejor de nuestro entorno y de nosotros mismos.

¿Cómo se puede hacer? Existen metodologías que cada día afianzan de manera positiva a los líderes en diferentes organizaciones, y éstas (en su mayoría) se enfocan en la comunicación; dando un eje trascendental al individuo a través del cómo comunicarse de manera efectiva.

Una de las metodologías que cada día se arraiga más en las distintas organizaciones de todo el mundo es el Coaching Organizacional y/o Personal.

Aplicando los principios del Coaching en las organizaciones, se puede observar un incremento sustancial en la productividad de los equipos.

Algunos de los beneficios son:
Mejora de manera sustancial la manera de comunicarse entre los miembros del equipo en todas las direcciones (Ascendente, transversal, horizontal y descendente).

Esto permite un entendimiento entre las partes para lograr las metas u objetivos que se tracen, definiendo claramente las acciones a seguir, quiénes serán los responsables y tiempos estimados.
Se optimiza el uso de recursos organizacionales y personales.

Al trabajar el Coaching como un pilar fundamental en el desarrollo de la gente, se potencia el alcance individual de cada miembro al conocer sus fortalezas y habilidades.

Uno de los recursos más valiosos que todos tenemos es el TIEMPO y alineados con las oportunidades del entorno, se hace más efectiva la participación del individuo en la empresa.

Conocer estrategias y herramientas que permitan alcanzar o solucionar situaciones cotidianas en el trabajo. Con el uso adecuado de herramientas de Coaching – por ejemplo 6W + 2H- se logra diseñar un plan de acción efectivo, acompañado con su respectivo seguimiento y control.

Mejora la calidad de vida en el trabajo y por consiguiente el clima organizacional, a través de la gestión de la comunicación con las variables del Coaching: Observar, Preguntar y Escuchar. Variables co-dependientes en la metodología, las cuales hacen incrementar de manera exponencial la relación entre los miembros de un equipo.

Si deseas tener una gestión positiva y exitosa de comunicación en tu empresa, se debe iniciar el trabajo en la cultura empresarial (Visión, Misión, Valores y Objetivos Estratégicos).

Hoy me encuentro con profesionales que tienen excelentes intenciones para trascender en sus áreas, que tienen vasta información teórica que validan su conocimiento.

Pero el único detalle que presentan es que no saben cómo trasmitir ese potencial a su equipo. Esta situación me recuerda a la frase de Eric Hoffer: “En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”.

Espero que este artículo haya sido de utilidad, estaré atento en responder tus comentarios por la vía de siempre.
Hasta la próxima semana y manténganse:
¡Fuertes, sanos y felices!

Rolando Jurado
rjurado@gruporedconsulting.com